Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Los últimos trazos del niño asesinado en Puerto López

Aparece el último dibujo de  Erick Santiago


Como si supiera que eran sus últimos días de vida, el pequeño Erick Santiago Rivera Rojas, de seis años, dibujó el que parece ser su autorretrato, la figura de un hombre muy cerca al cielo.

A Erick lo asesinaron en Puerto López (Meta) y después del crimen, la comunidad incineró la Alcaldía en protesta y exigiendo justicia.


Hace unas semanas, el dibujo del pequeño apareció. Días antes de su asesinato, Erick había presentado el trabajo para el Concurso de Pintura Trazos de Vida, sí Trazos de Vida. Paradójicamente la temática era la paz.  Así Erick veía la paz.



El tallerista y docente Apolinar Beltrán Villazón fue quien estuvo con él el día que pintó el que iba a ser su último dibujo. Así narra lo que conoció de Erick, el angelito de Puerto López.


"Cuando se escriben palabras sobre el deceso de un niño, se siente dolor, impotencia, reclamos,  y ante todo, quedan miles de preguntas: ¿por qué Erick? Lo conocí hace tres años, para el inicio una fiesta del Canoero. 

Cuando instalaron las casetas de artesanías a un costado del parque central de Puerto López.  Una caseta era la de “don Rómulo” –padre del menor- un artesano, buen hombre, tomador de tinto, fumador de cigarrillos, hablador y muy cordial. Este cogió la costumbre de tomar tinto en la heladería donde “Marta”, quien me lo presento, y de paso al pequeño Erick de tres años, quien aparecía y desparecía, siempre con una sonrisa, y rumbo al parque a jugar.  

Luego observaba como su padre lo llevaba de la mano al Hogar Comunitario I.C.B.F., me los encontraba, saludos y un hasta pronto. Siempre compartía tinto y hablábamos y hablábamos con “don Rómulo”. Quien no se fue del pueblo – le gusto este pueblo-. Instalo su caseta cerca de la Concha Acústica (cerca al parque), después fue usual, que en el parque donde instalan un saltarín-, se volviera el sitio preferido del niño: jugaba, saltaba y sonreía. La última vez que me encontré al pequeño, fue en la sede de primaria de la escuela Rafael Uribe –hace 12 días-, en el grado primero, con su profesora Amparo Navas. Estaba dictando y socializando los talleres de literatura “Gotas de Tinta” y de pintura “Trazos de Vida”. Mientras les leía en voz alta a los pequeños, varios cuentos infantiles: -Erick, abría sus ojitos, levantaba sus brazos-, mientras en conjunto de sus amiguitos reían, preguntaban y reían. 

Parte de mi labor literaria era invitarlos a participar a los concursos, además tratar de escribir un cuento o pintar, decidieron pintar. Erick, -hizo un dibujo-. Me lo entrego y me regalo una sonrisa angelical, y me pregunto: ¿Cuando vuelves?... asegure, la próxima semana. Después sobrevino todo este episodio trágico y demencial de este ese depravado psicópata de origen brasilero que apareció en el pueblo y acabo con la sonrisa del menor, y de paso nos revivió los miedos y la zozobra de tiempos oscuros pasados.  Paz y en la tumba de Erick, y fortaleza para “Don Rómulo” y su esposa. 

Nota: De los hechos acontecidos en la quema de la alcaldía y otros lugares, considero que es un campanazo de alerta, de una desenfrenada descomposición social, dolor, impunidad, exclusión, desigualdad, falta de gobernabilidad e institucionalidad  -causas y consecuencias sociales-, que nada justifican actos de violencia--vengan de donde vengan-, los puertolopenses deben autoevaluar de forma coherente esta dura realidad que vive nuestro pueblo, esa realidad no se puede seguir ocultando con gestos de politiquería y mentiras".



Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario