Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Así fue la boda del año de Villavicencio

La boda donde el padrino fue un alcalde electo

Cerca de 260 invitados asistieron el domingo 14 de noviembre a la que boda del año, entre la cantante llanera Nagzary Quevedo y el joven empresario Heyller Torres, realizada en la Catedral de Villavicencio.



¿Quiénes son los nuevos esposos?

Nagzary Quevedo, de tan solo 21 años, es una de las jóvenes cantantes llaneras más conocidas de Villavicencio, quien además recibirá este año su grado de Arquitecto. Ha grabado dos álbumes musicales: ‘Nagzary, sencillamente sentimental’, que llegó luego del apadrinamiento del cantante venezolano Luis Silva, y ‘Corazón de Fantasía’. Este último dedicado a su esposo Torres, un joven emprendedor e hijo de  Pedro Torres Plata, un ganadero que murió hace más de dos décadas. Heyller se convirtió en empresario y hoy es dueño y gerente del Grupo Empresarial Asistir y director de la Revista Cimarrón. El joven enviudó unos meses después de que su esposa diera a luz y desde entonces había sido padre soltero. Ahora su hijo, Heyler ‘junior’ siente un cariño profundo por Nagzary, a quien llama mamá.

Torres tiene una cercana amistad desde hace tiempo con el alcalde electo de Villavicencio, Wílmar Barbosa. De hecho él y su esposa fueron sus padrinos de matrimonio, mientras que los padrinos de Nagzary fueron Jorge Baquero y Jessica Cortés.


Detalles de la boda

La novia lució radiante. A las 3:30 del sábado 14 de noviembre apareció en su carroza, jalonada por un hermoso ejemplar de la Policía Nacional. Su padre Eduardo Quevedo, un reconocido maraquero (del grupo Los Panas de Colombia tiene talento), la acompañaba. Nagzary lució un hermoso traje blanco crema, con una larga cola y un velo sobre su rostro. Sus labios carmesí y sus zapatos del mismo color hacían contraste con el vestido.



A su llegada a la Catedral saludó a los curiosos, amigos y familiares que se apostaron a lado y lado,  y como muy poco sucede en los matrimonios, su madre también la entregó. “Ella me pidió eso”, diría más tarde María Eugenia Moreno. Así que la joven cantante y única hija caminó al altar junto a su padre y madre. Adentro, uniformados de la Policía formaban una calle de honor y una corte de hombres y mujeres rodeaban a los novios. Ellas vestían trajes color beige y ellos, camisas blancas y pantalones beige amarrados con tirantas. EL pajecito, Heyller ‘junior’, llevaba pantalones cortos y cargaba un letrero con el mensaje ‘Nuestro amor será leyenda.


La lágrimas de muchos llegaron cuando Nagzary tomó el micrófono e interpretó ‘Hasta mi final’, una canción en español escrita y compuesta por Steve Mac, Wayne Hector y Rudy Pérez, para ser interpretada por el cuarteto de crossover clásico Il Divo. Así Nagzary le juró amor a novio e hijo. Salvo un par de desentonaciones por la emoción, su interpretación fue fantástica, hasta los ojos de Wílmar Barbosa parecían inundarse de lágrimas.

Al final de la ceremonia llegaron las fotos, los saludos y de nuevo, bajo una leve llovizna, los novios salieron en la carroza rumbo al Club Villavicencio, para la recepción.

Más de 20 mesas estaban dispuestas para recibir a los invitados. A la entrada frías cerveza Corona, cócteles a base de vodka y cupcakes eran la carta de invitación. Rosas rojas adornaban las mesas cristalinas. Las sillas de lámina transparente estaban marcadas con las iniciales de los novios. Todos fueron acomodados por orden de importancia. En la mesa uno estaban los padrinos y el futuro alcalde de Villavicencio. El salón de recepción, a unos metros de la piscina, donde por un momento se ubicaron invitados y los nuevos esposos. Cada uno pidió un deseo y las bombas infladas que minutos antes habían recibido volaron al cielo en busca de esos sueños. Hasta el más pequeñito, ‘Heilercito’, pidió su deseo: un videojuego.


Continuó el protocolo. Muy cerca a la tarima, un pequeño escenario donde la palabra Love, con letras de colores, resaltaba junto a una clásica bicicleta playera blanca. Allí estaban los novios, a la espera de que cada mesa se acercara para las capturar el recuerdo de la noche. No alcanzó a terminar la sesión. En la mesa 13 suspendieron mientras servían la cena. Dos tipos de carne, chuleta en salsa de coco y ternera, acompañadas de puré y ensalada fue el menú. Luego vino el whisky, continuó la sesión fotográfica y vino el brindis. Suegros y esposos ofrecieron un discurso y miles de agradecimientos. Fueron varios minutos.


Heyller  agradeció a los “260 amigos que nos acompañan”. Miró a su esposa y con sentimiento le prometió “que daré todo lo de mi para hacerte una mujer feliz, con una vida llena de alegrías, quiero darte las gracias por lo que nos has brindado, que seamos ejemplo para nuestras familias, hijos, para la sociedad, gracias amor porque has traído luz a mi vida”, Agradeció  también a su madre Berta Meneses, “por haberme acompañado en malos y buenos momentos. Gracias también a  mi padre Pedro Torres Plata, que hace más 20 años no está con nosotros”. Y hasta tuvo tiempo para decirles a sus suegros que soñaba con cinco hijos.


Nagzary también le demostró su amor en palabras y dijo que su hijo Heilercito’ se había convertido en el sol de sus días. La cantante además agradeció a su familia y su abuelo, y recordó que cuando él partió descubrieron el talento que ella tenía para el canto. Lloró. Al final, su cantó volvió a sonar, y aunque algunos esperaban que interpretara ‘Corazón de fantasía’, por su significado,  interpretó otros temas alejados del folclor llanero, entre ellos ‘My heart will go on’, hasta que rompió el protocolo para iniciar la fiesta. Sonó la Orquesta La Espectacular  y el dúo de música urbana Edward y Kubba. Llegó la hora loca, con un espectacular show que hizo un recorrido por todas las regiones del país, inclusive por los Llanos Orientales.








Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

1 comentarios :

  1. Hay y el alcalde padrino del estafador de piramide, pobre gente quieren competir con el grupo aval y no saben que esas viboras no dejan que nadie progrese.

    ResponderEliminar