Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

'La literatura no es un oficio, es un destino doloroso': Nayib Camacho, escritor llanero

Clausuran Primer Encuentro Departamental de Literatura Infantil y Juvenil

Con un conversatorio sobre la visión de la literatura desde la experiencia creadora y un ‘jalón’ de orejas a los docentes de los colegios, terminó ayer el Primer Encuentro Departamental de Literatura Infantil y Juvenil, en la sala múltiple del Banco de la República de Villavicencio.

La clausura del encuentro literario se realizó en el área cultural del Banco de la República de Villavicencio.


Jóvenes escritores, entre los que se encontraban Juan David Botero Ospina, de 14 años; Andrés Felipe Pardo, de 16; y Melissa La Rotta, de 14; compartieron sus vivencias con la pluma. Junto a ellos también estuvieron el periodista Manuel Torres y el escritor y filósofo Nayib Camacho.

Nayib Camacho y Manuel Torres.
Para Camacho, la escritura no es un oficio ni una profesión, sino un destino que pocos niños y jóvenes han escogido y desde donde han encontrado una posibilidad de expresión, distinta a lo que enseñan los tradicionales medios de comunicación y periodistas, que “buscan que los niños y los jóvenes se expresen solo a través de tonterías”.

El camino hacia la literatura no es fácil. Para Manuel Torres fue así. No fueron suficientes  las decenas de libros leídos en su infancia y adolescencia para creerse escritor y poeta, solo empezó a sentirlo en un momento de soledad y fuera de su tierra, tiempo durante el cual desahogó sus sentimientos con la tinta y su primer poemario.

Y es que la escritura  es un  “destino doloroso”. Lo dijo Camacho,  autor de ‘Agreste Acrópolis' y quien se fue duro contra la academia y los docentes, por su forma de enseñar. Recordó los momentos de los talleres de literatura dictados por la Corporación Cultural Entreletras, en Villavicencio, cuando los noveles escritores ingresaban con mucha energía pero los mismos padres y profesores, agrega, “se encargan  de apartarlos de este destino. Los profesores, con ese cansancio y esas bobadas de  que la lecturas es un problema de competencias y demás, generan una serie de programas que realmente no contribuyen a que amen la lectura sino que más bien se alejen de ella, y los padres también con esa idea de que los niños y los jóvenes tienen que buscar el éxito, son unos padres perversos, porque en el fondo lo que uno pretende con sus hijos es que sean felices, no necesariamente exitosos”.

Juan David Botero, autor de tres libros publicados.
Aunque Juan David Botero, de 14 años y con tres libros publicados, difiere en que la escritura no es un camino doloroso, también, mediante su experiencia, confirma que el problema viene muchas veces desde la academia. Él fue una víctima. Como muchos niños, Botero sufrió de problemas de aprendizaje y matoneo. “Desearía que fuera por parte de mis compañeros, pero fue de mis profesores, eso me afectaba bastante, no volví a escribir, pensaba que no servía para nada”.  Pero fue su madre y el encuentro con el escritor Jairo Anibal Niño, el maestro que le aconsejó escribir,  lo que le dio fuerzas para seguir su destino de escritor  y superar sus problemas. “Quiero ser su predecesor o al menos eso intento”, afirma.

Pese a que Kelly Daniela García, ganadora en dos oportunidades del Concurso Gotas de Tinta, no estuvo presente en la clausura, sí expresó sus anécdotas el martes en la jornada de inauguración. Ella también se refirió a una de las falencias que se perciben en las escuelas. “Yo, que aún estoy en el colegio, muy pocas veces encuentro con quién hablar de libros, y a veces es frustrante”,  recalcó. Sin embargo, cuando tuvo la oportunidad de viajar a la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) para presentar el libro en el que se publicó uno de sus textos ganadores, todo cambió: “Fue una experiencia muy bonita, porque me encuentro rodeada de lo que siempre había querido, libros en todas la paredes, en todos los estantes, personas que compartían nuestros mismos ideales”.

Melissa La Rotta, de 14 años.
Por su parte, Melissa La Rotta, quien en su primera participación en un concurso de cuento fue declarada fuera de concurso, confesó ayer, en la noche de clausura, que la literatura es el camino con el que se hace entender, escribe para que “sepan qué pasa en nuestras mentes en determinados momentos o para que nosotros mismos nos guiemos un poco”. Ella es hija de un profesional de teatro y una maestra, pero su camino hacia la literatura empezó con las revistas que alcanzaba a ojear y hojear en los supermercados de cadena  mientras sus padres facturaban el mercado.

Andrés Felipe Pardo, de 16 años.
Algo similar le ocurrió a Andrés Felipe Pardo, de 16 años. Su abuela tiene un puesto de libros y revistas cerca a ese supermercado en el que Melissa se hizo lectora. Desde muy pequeño leía los cuentos de Condorito y desde que recibió un computador de regalo empezó a escribir. Botaba lo que le parecía basura, pero mientras tanto leía no solo los libros que desde el colegio exigían, sino que iba más allá. Se enamoró de las letras de Gabo y de los cuentos de Cortázar. A excepción del resto de invitados, Andrés sí encontró apoyo de un docente. En su discurso agradeció el acompañamiento del profesor Ricardo Hernández, del Colegio Caldas.

Durante el conversatorio, el joven músico Gustavo Benavides, de 16 años, musicalizó la noche. Su historia también es de aplaudir. Él aprendió a interpretar  el piano a través de tutoriales en Internet. Es autodidacta y tuvo la oportunidad de tocar junto con la Orquesta Filarmónica de Colombia, del maestro Raúl Rosero, quien lo escuchó interpretar un tema de  Frédéric Chopin en el piano de cola de la Biblioteca Germán Arciniegas de Villavicencio.

Al final de la noche, el escritor Jaime Fernández Molano, director de Entreletras y organizador del evento, anunció que el próximo año se realizará el Encuentro Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, mientras que el escritor Juan David Botero dejó una reflexión: “Si algún chico que tiene miedo, o que crea que no es bueno o que es algo pasajero, no, cualquier chico tiene talento, solo necesita de la mayor fuerza del universo, la voluntad”.

Video del joven pianista Gustavo Benavides


          



Escritores participantes en la jornada de clausura del Encuentro Departamental de Literatura Infantil y Juvenil. 


Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

1 comentarios :

  1. Grande Gustavo, Te felicito hermanito !! Vas por buen camino ! Gracias a Agenda Hoy por el espacio !!

    ResponderEliminar