Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Valentina Lizcano, sus excesos y nuevo estilo de vida

‘Luego del nacimiento de mi hijo, todo ha cambiado’

Valentina Lizcano,  la conflictiva actriz que apareció en la pantalla chica por primera vez en Protagonistas de Novela y quien tuvo una vida de excesos, de alcohol y drogas, estuvo ayer jueves en Villavicencio para hablar de su nuevo estilo de vida saludable, en desarrollo de la Primera Expo Salud, Estética y Belleza, que terminará este domingo en Llanocentro.

La conferencia 'Sana Locura', de Valentina Lizcano, fue realizada en las salas de Cines 3, en Llanocentro.


En su conferencia ‘Sana Locura’, la actriz puso como espejo su pasado, confesó sus malas decisiones y cómo el nacimiento de su hijo, sumado a otros factores, hicieron que su vida tomara un importante  giro. El objetivo, que otras jóvenes no repitan sus errores.

Lizcano pasó de ser la actriz nominada y galardona en premios de televisión a vender tintos en Estados Unidos. Los medios de comunicación empezaron a especular sobre sus supuestos padecimientos de anorexia y bulimia, desmentidos por la actriz, quien sí confiesa que su enfermedad fue la vigorexia o la obsesión de tener un cuerpo musculoso.

Recuerda que en su adolescencia no soportaba ver a las otras niñas con más senos o colas grandes, no entendía que ese era su biotipo, de cuerpo delgado, entonces, agrega, “yo me ponía doble media para que me viera medio gruesa”.  Luego se aumentó el tamaño del busto, después volvió a su tamaño natural, pero era demasiado tarde. Ya no podía amamantar, sus conductos se dañaron.

Cuando llegó a hacer el casting para participar en Protagonistas de Novela, Valentina se desmoronó,  ella era delgada y las demás, voluptuosas, que además llegaban en camionetas de alta gama. Se privó en llanto, porque se comparaba con ese prototipo, no encajaba.

“Salió el director, un argentino, me entrevistó.  El man vio que tenía problemas mentales y decidió meterme, y necesitaban la vieja que generara conflicto. Yo no entiendo porqué me tenían que hacer un análisis en vestido de baño, ahora digo, claro, o sea lo que se vende es carne, y yo no tenía, al final sé y estoy segura, y luego de todos los años que han pasado, casi 14, puedo decir que yo entré por conflictiva”, confiesa Lizcano, nacida en Cali, pero con sangre santandereana.

Luego del reality, la actriz se convierte en presentadora de Bichos, pero en esa época la violencia del país le arrebata la vida a su hermano. Los vacíos hacen mella en su vida, se encaja en estereotipos y el ambiente en el que se encuentra rodeada no le ayuda. 

“El combo de la televisión, en un 80 por ciento, es rumbero, desjuiciado, muy banal, muy de pa’ fuera, qué es lo que te pones, qué marca tienes, qué diseñador te viste, dónde comes,  dónde almuerzas, tienes carro o no, y el trago y las drogas están presentes, obviamente yo no fui ajena a eso, estuve súper metida en ese mundo por unos años y obviamente me alejé mucho de la salud, mi salud empezó a deteriorarse, tanto física como  mentalmente, los vacíos emocionales eran más. Las langarutas se pusieron de moda y las rellenitas se dejaron en otro estereotipo, para otro tipo de manes, entonces yo estaba en otro combo que no era ese, que además, que cruel decir eso, porque suena como si las mujeres fueran una cosa, como si uno fuera ganado”, dice.

Su cuerpo ya demostraba los excesos. Para entrar al baño tenía que fumar. A diario aspiraba dos cajetillas, sufría de insomnio y la imagen más deprimente que recuerda es verse a las 5:00 de la mañana, sola, sentada en una hamaca con un cigarrillo en una mano y un vaso de whisky en la otra.

“Cuando yo me di cuenta de que esto estaba pasando inicié el cambio en mi vida, como a los dos meses de eso me fui la India, porque está de moda buscarse a uno lo más lejos posible, vendí hasta la última cuchara y una vez más arranqué a reinventarme, y eso es algo a lo que no debemos tener miedo (…) Tienes el poder de cambiar cuando se te dé la gana, solo en el momento que queramos cambiar,  lo hacemos,  y no hay nadie que nos pueda decir que no”.

A su regreso a Colombia y luego de aprender alimentación ayurmédica, para saber cuáles son los alimentos que más beneficios traen al cuerpo, también entendió  que sus conocimientos de yoga no eran parte de la solución, no pudo con tanta paz. Valentina  es una mujer con bastante energía, entonces,  decidió ir a un gimnasio y extralimitar su cuerpo. Sus rodillas sufrieron. Aún siente las consecuencias.

“Luego me fui para un centro de entrenamiento especifico, con médicos y todo, y empecé con un entrenador personalizado a fortalecer los ligamentos, los músculos que están alrededor para sostener la rodilla. Necesitas tener fuerza, los músculos fuertes, y si yo les muestro mis piernas, son fuertes, pero flacas, esa soy yo, pero hoy nos pasamos comparando con chicas y chicos en instagram”, explica.

Además, agrega, vivía en función de de generar masa muscular, luego del nacimiento de Salvador, todo ha cambiado en mi vida, siento que soy mejor deportista y persona,  entiendo las bases del deporte y pude certificarme y el hecho de tener la información correcta te saca de la ignorancia, me alejé de la obsesión por verme musculosa, lo único que me importa es ser una mujer fuerte, funcional, con salud, dejé de fijarme tanto en el aspecto físico. Para mí lo importante es disfrutar de mi entrenamiento y de  mi salud, que mi salud esté bien, de ahí es que viene sana locura, que ha sido todo un proceso  de aprender a prueba y error, y darme cuenta de las malas decisiones que tomé en determinado momento y que veo que todo el mundo está tomando”.

¿Cuáles fueron esas malas decisiones?

Hacer dietas extremas para poder marcar mi abdomen, que me dejaron sin defensas, alimentarme de una manera estricta, volverme maniática de andar con comida en la cartera,  alejar cierta comida de mí, volverme loca, estricta. Hoy mucha gente que está metida en ese cuento lo define como disciplina, claro, cuando uno hace algo, no quiere que nadie lo critique, pero siempre va encontrar su lado bueno, hay que entender que el fitness puede ser contraproducente para la salud, y de eso hablo con la gente, que deje de compararse con la gente en redes sociales, porque una persona del común quiere tener una hipertrofia muscular o pérdida de grasa de una manera mágica, pero lo que no saben es que muchos están inyectados, operados, toman cualquier cantidad de pepas  y, aparte, pasan horas en el gimnasio y es porque no hacen otra cosa, viven de su cuerpo, nosotros somos seres reales, que trabajamos, tenemos hijos, tenemos emprendimientos, otras cosas que hacer en la vida, entonces lo que trato es llevar un poco de conciencia a la gente, al pueblo, porque es el que se está viendo afectado por una moda”.

¿Cuál fue su principal motivación para emprender su conferencia  ‘Sana Locura’?

Ya venía hablando de compartir mi estilo de vida, creo que la motivación fueron mis seguidores, pero después del nacimiento de Salvador me mostró que yo tenía que se responsable con lo que compartía en mis redes sociales y ahí decidí estudiar y formarme.

Además de dictar conferencias sobre su estilo de vida y luego de tres años de ausencia de la pantalla chica,  la actriz inició hace dos semanas las grabaciones de una novela de comedia del Canal Caracol. 

“Es un personaje más pequeño, no del elenco principal, porque siento que me quita mucho tiempo, tiempo que es para mi hijo, un personaje pequeño, pero me divierto mucho, que me exige cosas que no me exigían otros personajes, es el género comedia que me gusta, siento que es un aporte pequeño mío, pero aporte chévere para la novela”, concluye.



Andrés Molano Téllez
Director Agenda Hoy




Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario