Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

La travesía de las hermanas de La Sabiduría

Los inicios del Colegio Nuestra Señora de La Sabiduría


Marzo 23 de 2017

A lomo de mula, bordeando precipicios y recorriendo caminos ganaderos, cuatro religiosas de La Sabiduría llegaron desde Bogotá hasta el alto de Buenavista, en Villavicencio, el 22 de mayo de 1905. Fueron tres noches de cabalgata, entre precipicios, de pernoctas en posadas primitivas, alimentándose de plátano, yuca y carne seca.

Colegio Nuestra Señora de La Sabiduría, en el centro de Villavicencio.


Las hermanas María Clementina, Francisca, Elizabeth y Bernabé, pioneras de las misiones evangelizadoras en Colombia, venían procedentes de Bélgica, Francia y Haití, pero se embarcaron desde el puerto francés de San Nazario, en el trasatlántico Normandía, con una misión: Educar y evangelizar a las niñas y jóvenes de los Llanos Orientales de Colombia.

Durante el viaje recorren Sabanilla, hoy Puerto Colombia (Atlántico), Honda (Tolima) y Facatativá (Cundinamarca), antes de ensillar las bestias con las que llegaron a Villavicencio. En Buenavista las esperaban las autoridades, vinieron discursos en español, que no entendían. La muchedumbre, sorprendida por sus sombreros de paja que adornaban sus vestimentas, las recibió con aplausos.

Al bajar al pueblo, se recogen en una casa que semanas antes habían comprado para ellas. Contaba con 12 habitaciones y dos largos corredores que luego serían adaptados como aulas de clase. No había agua, luz ni energía. El lugar no tenía las mejores condiciones, se dice que allí funcionó un cabaré y para limpiar los vestigios de las noches de baile, mujeres y copas, fueron necesarios 15 días y unas cuantas gotas de agua bendita.



Cueros de vaca secados al sol formaban las camas y las esteras de paja servían de colchón. En días de visita recibían frutas y legumbres, y en la fuente pública del pueblo se abastecían de agua. Se les veía cargar las pesadas vasijas y algunos samaritanos les tendían la mano. Unas gracias o buenos días eran las únicas palabras en español que pronunciaban en acento francés.

El 12 de junio de 1905 deciden iniciar las clases. Las niñas que querían recibir las enseñanzas cargaban sus propias sillas, quienes no, se veían obligadas a tomar clases en el suelo. Apoyaban los cuadernos en sus rodillas o en cualquier rincón.

Durante tres meses no recibieron retribución por su trabajo, y en 1910, según reseña publicada en el libro de los 100 años de las Hijas de la Sabiduría en Colombia, el Gobierno Nacional las provee de mesas, pizarras, afiches del antiguo y nuevo testamentos para inculcar la doctrina cristiana, mapas, libros y juegos. Un año después llegan más misioneras y las estudiantes siguen en ascenso.



En 1924, cuando abren una escuela laica en la ciudad, las hermanas tiemblan. Sus alumnas empiezan a desertar, pero como si las súplicas de sus oraciones tuvieran poder, la escuela cierra. Las ovejas ‘descarriadas’ regresan. Con los ahorros fueron mejorando las condiciones de la escuela, compran un lote en el barrio Barzal y construyen allí un polideportivo para las clases de educación física. Con el paso del tiempo, en 1940, nace el colegio privado, los padres ya asumían los costos, como hoy lo siguen haciendo.

Pero esa lucha por la que han tenido que pasar las hermanas parece quedar en el olvido. Hoy no hay más de 185 estudiantes en el Colegio Nuestra Señora de La Sabiduría, casi las mismas de hace 80 años. La sede en El Barzal, donde funcionaba la primaria, fue cerrada y está a la espera de un arriendo, mientras que, en la principal, en el centro, las niñas más pequeñas comparten ahora los espacios con las más grandes, como si las manecillas del reloj giraran al revés.


Andrés Molano Téllez
Director Agenda Hoy







Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

1 comentarios :

  1. hola soy una estudiante sasbiduria, y quiero informarles que las hijas sabiduria haremos lo posible para que esto no suceda

    ResponderEliminar