Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Show mediático termina en decepción ¿Por qué los niños llaneros no le cantaron al Papa?

Show mediático termina en decepción 

Septiembre 11 de 2017

Luego de un gran show mediático de varias semanas en las que se anunciaba que siete niños ganadores del Concurso Nuevos Valores del Folclor Llanero, de Corcumvi, le iban a cantar al Papa, llegó la fecha de la visita del Sumo Pontífice y la decepción de los pequeños fue mayor: No se les permitió cantar, los instrumentos no llegaron a tiempo y algunas madres de familia aseguran que los niños estuvieron encerrados en un camerino durante varias horas, sin refrigerio y sin ver al Santo Padre.

Día de la presentación de los niños en el Teatro Rosita Hoyos de Mejía.


Fueron varias ruedas de prensa en las que la Alcaldía de Villavicencio, a través de Corcumvi, anunció que lo niños le cantarían al Papa un tema compuesto por Nagzary Quevedo. Inclusive, hicieron el lanzamiento de la canción, grabaron un CD y los niños fueron presentados con bombos y platillos en el Teatro Rosita Hoyos de Mejía. Luego de ello, fueron llevados a varias emisoras de la ciudad y a canales de televisión, donde millones de televidentes siguieron la noticia.

Sin embargo, todo quedó en promesas. Algunas madres narraron cómo sus pequeños lloraban al ver que el sueño de cantarle al Papa no se había cumplido, una de ellas dice que su pequeño no quiere, incluso, volver a tocar las maracas.  Y como si el Papa Francisco se hubiera enterado, en uno de sus sermones que vinieron después, dijo: “Ver sufrir a los niños hace mal al alma porque los niños son los predilectos de Jesús”.

El inconformismo también aumentó porque el tema que, supuestamente, iban a cantar los niños en versión llanera, fue interpretado por Nagzary Quevedo, pero en versión pop, llevándose, dicen, todo el protagonismo.

¿Pero qué fue lo que pasó?

Agenda Hoy habló con Irene Hernández García, madre de uno de los pequeños y directora de la Corporación Corocoras de la Orinoquia, quien aseguró que los niños entrenaron durante tres meses, hasta tres veces por semana, y cuando llegó el día “ni siquiera había instrumentos”.
Cuenta que los pequeños fueron dejados a cargo de Eduardo Quevedo, funcionario de Corcumvi y padre de Nagzary, desde las 5:00 de la mañana del día de la visita, pero este, según la versión de la madre, se los dejó al cuidado del arpista David Unda, hasta la 1:30 de la tarde, cuando fueron entregados a los padres. En su relato, explica que durante ese lapso los pequeños estuvieron encerrados en un camerino, sin refrigerio y sin poder ver al Pontífice.

“Ni siquiera los instrumentos los tenían, no había instrumentos. Hay fallas humanas, pero por qué no los sacaban al menos de ese encierro para que lo vieran aunque sea de lejos, ni siquiera eso hubo después de tanto desgaste y  ensayo, después de tanta ilusión, hacerle eso a los niños, eso es algo muy grave para mí, el niño llegó llorando, dijo, mamá, yo no puedo ver al Papa, ya se fue, ya no puedo cantarle, se fue, qué le puedo yo decir al niño. El daño tan terrible que le hicieron a los niños, porque durante tres meses les hicieron creer que le iban a cantar al Papa y resulta que el día que llegó la fecha ni siquiera había instrumentos para ellos, los dejaron encerrados”, agregó.

¿Y cuál fue la explicación que les dieron? La señora Irene Hernández explica que “Eduardo Quevedo dijo que no había tenido la culpa, que la culpa había sido de la Curia, que ellos dijeron que los instrumentos estaban ahí, que los señores que iban a organizar el sonido llegaron como faltando una hora, cuando tenían que estar a las 5:00 de la mañana. Fue falta de temple de don Eduardo, porque no va y verifica, vaya y salga, certifique que lo que le están diciendo es cierto”.

Este medio también se comunicó con Rosalía Cortés, directora de Corcumvi, y esto fue lo que nos dijo:

“Son dos señoras que han armado un escándalo con algo que no tenemos nosotros nada que ver, sí me entiende, eso fue cuestión de la organización de ellos, del Vaticano, todos tuvimos inconvenientes, hasta yo en Malocas, con la banda, con el coro, con todo”, aseguró.

¿Y qué explicación le dieron?

“Porque hay un señor de la curia que fue el delegado de organizar toda la parrilla de artistas del preámbulo de la misa (Carlos Mario). Él mismo les dijo allá, yo soy el responsable de esto, me disculpo, y es toda culpa mía, pero las señoras, yo no sé. Él lo dijo allá en una reunión, y yo lo escuché, no hay necesidad de llevar instrumentos, nosotros los colocamos, le colocamos el cuatro, el arpa, todo, y así quedó todo, ya cuando llegaron allá, resulta que no sé qué inconveniente pasó, que no dejaron entrar los instrumentos, no llegaron, no podían, cómo se presentaban, si los instrumentos no llegaban, y yo no sé quién también se comprometió con él y allá no llegaron los instrumentos, y por eso no se presentó Luna, no se presentaron a los que les habían quedado de llevar los instrumentos.  Ese fue el primer inconveniente.

“El inconformismo de la señora es que dice que los niños estuvieron encerrados en unos camerinos, resulta que los niños, hasta donde me dicen, los niños en ningún momento estuvieron encerrados, sí, ellos salieron a  ver al Papa, pero usted sabe que el Papa, y más entrando a la misa, estaba muy rodeado de la gente vestida de negro y los niños pequeños no había quien los alzara para que ellos lo vieran, además había, no sé si usted se dio cuenta, que había algo de indígenas, vi yo por televisión, y lo rodearon entonces, un resto de inconvenientes, y ella está aumentando el tema.  Es bueno y yo quiero escuchar también a las madres de familia, pero ellas están en la tónica que quieren salir a los medios, a mí se me sale de la mano”, agregó.

Dicen que Eduardo Quevedo no se hizo responsable de los niños, ¿qué responde ante eso?

No fue eso, igual sabes una cosa, las madres no podían decir eso, porque no estaban ahí, a ellas se les consiguió los pases, las boletas, a los niños se les acreditó el bus para que los recogieran, se les facilitó todo, y estaban diciendo unas cosas, yo no me voy a poder… que el vestuario lo queremos así, que lo vamos a mandar a hacer en otro lado, entonces (les dijimos ), tome los 150 mil pesos (para que lo hagan), y el tema de entrevistas, siempre se les dijo, madres, hay una entrevista en Caracol, quieren ir, hay en tal parte, ahora dicen que los gastos, no las entiendo.





Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario