Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

La cruda realidad de las personas de talla baja en Villavicencio

Comunidad de talla baja se organiza para luchar contra la discriminación

Noviembre 20 de 2017

Aunque no se tiene un censo de la cantidad de personas de talla baja que residen en Villavicencio, se estima que hasta el momento son aproximadamente 30 las que se ven afectadas a causa del rechazo por su aspecto físico y por no tener trabajo en empresas públicas ni privadas.



Los mal llamados ‘enanos o enanitos’ sufren exclusión social en los sectores  laboral, escolar y cultural, padecen problemas a la hora de vestir, soportan todo tipo de burlas y, por ser ignorados a causa de su condición de baja estatura, se ven obligados a trabajar en discotecas y bares en la zona rosa de Villavicencio.

El desespero, el hambre y la necesidad de un techo donde vivir  hace que las personas de talla baja acepten trabajar como animadores de rumbas y fiestas, trabajo que es mal pago para ellos.

Así lo asegura Johan Steven Ramírez, de 27 años, quien duró ocho años trabajando en una reconocida discoteca de Villavicencio. Allí tenía que disfrazarse y tomarse fotos con los clientes durante toda la noche.

“Yo era animador y recreaba a la gente, nos tomábamos fotos. Duré ocho años trabajando y era chévere, pero no faltaba el borracho pasado o la mujer que lo mirara a uno con asco, y más que todo la burla que lo hace sentir a uno muy mal (…) A mí me pagaban 60.000 pesos, hoy en día están pagando 30.000”, dijo  Johan Ramírez.

Ofensas, gritos, risas y palabras como ‘enano’ son las que escuchan a diario en la calle, palabras que los denigra y los ofende por las connotaciones despreciables.

A causa de esto, decidieron organizarse y crear un grupo que, hasta el momento, está conformado por doce personas,  desde donde trabajan en proyectos para educar y culturizar a las personas. Todo esto, con el objetivo de trabajar en contra de la discriminación y las burlas, y para no ser señalados y tratados como “payasos o animadores de fiestas”.

“Estamos civilizando a las personas con el conocimiento de que nosotros podemos hacer las tareas de una persona normal, lo único que estamos impedidos es en el aspecto físico, pero nosotros tenemos las mismas capacidades que los demás”, dijo Sandra Acosta, representante de la comunidad de talla baja.

Este grupo, que toca puertas con el fin de que les den la oportunidad de un trabajo en empresas privadas y de que no se estigmatice más el concepto de personas de talla baja, realizaron la primera mesa de trabajo en la Alcaldía de Villavicencio por medio de las secretarias de Educación, Vivienda, Competitividad y Salud, con el fin de que se comprometan a incluirlos y apoyarlos para cumplir las metas y que se respeten sus derechos.


Paula Cuy
Agenda Hoy


Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario