Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Harold Lussio: Heredero de la rumba salsera

Heredero de la rumba salsera

Enero 11 de 2018

Harold Lussio, quien acaba de convertir a Moma Bar en un sitio de rumba salsera, siguió los pasos de su padre y hoy es uno de los empresarios del entretenimiento nocturno de Villavicencio que respira por la salsa.

Harold Lussio, empresario del entretenimiento y amante de la salsa. Fotos: Nicolás Molina.


Los sonidos de Celina y Reutilio, La Sonora Matancera, El Gran Combo de Puerto Rico y los boleros de Orlando Contreras, entre otros, despertaron su pasión por la música. Jhon Harold Lussio Vergara, de 49 años, nació en Santiago de Cali y se crio muy cerca del mundo de la rumba. Su madre era una mujer que respiraba fiesta mientras que su padre, Guillermo Lussio —propietario de la discoteca La Noche—, ha sido siempre un empresario del entretenimiento.

Su padre

Sus ojos se encharcan al hablar de él. Cuenta que su padre llegó a dormir en el suelo, al viejo le dieron la espalda, veía cómo sacaba dinero prestado con los llamados gota a gota, pero siempre mantuvo el sueño de convertirse en empresario del entretenimiento. Al principio no vendía nada, se sostenía con la venta de empanadas, génovas y yogures. Trasnochaba. Y fue él mismo quien levantó paredes, pisos y techo de Memo’s, una fuente de soda que luego se transformó en discoteca. Innovó con los jueves de salsa, donde sonaba el mejor repertorio del género. La idea pegó y atrajo a la sociedad villavicense al barrio Olímpico, donde inició. Fue un éxito.

A su padre siempre lo recuerda como un hombre solidario. En aquel entonces les dio posada a muchos jugadores caleños que venían a probar suerte en un equipo local. Y fue ahí cuando lo señalaron de ser patrocinador de la guerrilla, allanaron el lugar y lo único que encontró la Policía fue una nómina de jugadores con muchos sueños. La discoteca se trasladó luego al sector de El Maizaro, cuando estaban en furor discotecas como Apocalipsis y Siboney. Llegó allí con grandes deudas y el trago lo sacaba fiado en la plaza de mercado. Luego de un tiempo, la zona se empezó a dañar, llegaron las populares casas de citas. Se da cuenta de que la rumba se empieza a trasladar al Siete de Agosto, compra allí un lote y construye la discoteca La Noche, que funciona simultáneamente con Memo’s. Luego de un tiempo decide cerrar Memo’s y el sitio hereda su nombre: La noche de Memo’s.

Sus inicios

Harold Lussio siempre siguió los pasos de su padre. De adolescente llegó a Villavicencio y su primer trabajo fue en Rancho Tolimense, donde hoy funciona Casa Meraki y que en aquel entonces era punto de encuentro de la sociedad villavicense, con orquestas en vivo. Luego apoyó a su padre en la fuente de soda, trabajó en el amanecedero Melodías, fue programador musical del bar Tibiritabara, en San José del Guaviare, y disc jockey en las discotecas Discovery, El Escondite, Siboney y Memo’s, en Villavicencio. Hizo parte de la organización del Primer Festival de Salsa al Parque Sikuani y ha apoyado los eventos de Salsa pa’l barrio.

Harold Lussio también hace las veces de disc jockey.


También ha hecho parte de la organización de importantes eventos en Villavicencio. Ha traído a Willy Colón, Cheo Feliciano, Andy Montañez, Marc Anthony, Mariano Cívico, Maelo Ruiz, Jimmy Saa, Joe Arroyo, Henry Fiol, El Gran Combo de Puerto Rico… Junto con un amigo inauguró Planeta Tierra, en el Siete de Agosto, un lugar donde la salsa, el regué, el house y el rock alternaban el protagonismo. Fue administrador de Yotoco y desde hace algunos meses tomó las riendas de Moma Bar, lugar que está en proceso de transformación para convertirse en una discoteca ciento por ciento salsera.

¿Qué significó para usted Yotoco?

Merece un capítulo aparte en mi vida, una iniciativa que inicio en la cabeza de Mauricio López. Me invita a hacer parte de este proceso, y fue un proceso muy exitoso y bonito para la ciudad, infortunadamente cumplió su ciclo y ya es parte de la historia.

¿Por qué terminó esa historia?

Porque Mauricio me da la oportunidad como administrador en sus inicios, siendo una alianza muy exitosa, muy bonita. En un momento me hago a un lado, duro un año y suceden muchas cosas en el negocio, vuelvo a hablar con Mauricio, retomo, pero como arrendatario, lo tengo dos años. En ese tiempo, entenderás, volver a retomarlo y atraer a una clientela que se fue es un proceso difícil. Yo me cuelgo en el arriendo, me tuvo paciencia dos años, y le tengo que entregar el negocio, eso fue lo que pasó.



¿La salsa tiene estrato?

La salsa le gusta a todo el mundo. Cualquiera puede llegar a una rumba salsera, yo he tenido fiestas salseras donde me llegan ricos y no, cuando hay un concierto confluyen todos los estratos sociales, no hay estratos sociales, no se los veo a la música.

¿Cómo percibe el gusto por el género en Villavicencio?

La salsa es un ritmo universal que siempre va creciendo, y cada día salen nuevos ritmos afines a la salsa, que cautivan a los jóvenes. Se lo escuché decir a al maestro Rafael Ithier, cuando trajimos a El Gran Combo. Se le preguntaba sobre los nuevos sonidos, la salsa urbana, la salsa choke, y decía que esa era la evolución de la salsa. Cuando algo evoluciona siempre va a tener nuevos adeptos, entones la salsa nunca va a morir, la salsa vive.

¿Cómo ve el apoyo hacia la cultura salsera en la ciudad?

La salsa, que tiene grandes seguidores, debe recibir un apoyo que a veces me parece que se queda corto, es mi impresión, puedo estar equivocado, y espero que esto se reciba bien, es apostarle a la cultura, porque la cultura  es un detonante para el mejoramiento de la sociedad (…) Ver parejas de baile que se esfuerzan mucho para llegar a esos niveles de profesionalismo, entonces es bueno que se apoye, pero sufren mucho las escuelas de baile, los artistas, hay artistas que pasan hambre, no estoy culpando a nadie, no estoy responsabilizando a nadie, porque cada quien es responsable de su vida, pero si encontraran apoyo, muy seguramente el camino sería fácil.

¿Ha pasado por etapas duras, como las que vivió su padre?

Con mi papá vivimos situaciones muy difíciles, la familia pasó por situaciones de extorsión, todos se afectan, ver a tu mamá durmiendo en el baño, a mis hermanos, que se tuvieron que ir para otras ciudades, nos quedamos mi papá y yo enfrentando esas situaciones, en el día a día de estos negocios, evitar que entren menores de edad, que lo que se venda sea de calidad, de tratar de ser diferente a muchas personas que ejercen esta actividad, el tema de las ventas, estos negocios viven de las ventas, es duro a veces no ver recompensado tu esfuerzo, pero en ese caso el único responsable soy yo, porque me imagino que debo hacer mejor las cosas.

¿Ha pensado en tirar la toalla?

Lo he pensado, pero me apasiona mucho esto, de hecho, me gustaría hacer otras cosas y tener de la mano esto, y no depender económicamente de estos negocios, ese es mi día a día, buscar otras fuentes de ingreso, por eso hacemos conciertos, hago redes de mercadeo, me muevo en otras áreas que generen otros ingresos, y gozar con la dicha y la fortuna de tener estos establecimientos para brindarle espacios de alegría a la gente.


Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario