Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Caño Cristales, la expresión poética de la naturaleza

Relato de una visita a Caño Cristales

Febrero 19 de 2018

En la Sierra de la Macarena sobresale Caño Cristales, una maravilla de la naturaleza.




El río Guayabero, en la Serranía de La Macarena (Meta), que hace unos años era una de las vías de movilización y ruta del narcotráfico del Bloque Oriental de las Farc, hoy es el paso obligado de cientos de turistas que llegan en busca de aquel arcoíris que cayó derretido en la tierra: Caño Cristales, el río de los cinco colores, para muchos, el más bello del mundo.

Se estima que entre 300 y 320 personas cruzan a diario su caudal en busca de aquel paraíso. Por lo menos, eso es lo que calcula Andrés Navarro Yate, un joven macarenense especialista en guianza turística.

Río Guayabero (La Macarena - Meta)


Al otro lado del río, en una caseta de madera donde varios turistas se resguardan del sol, el guía da instrucciones, mientras otro de sus compañeros hace una requisa. Es prohibido llevar consigo cualquier tipo de protector solar, porque puede afectar a las plantas acuáticas que le dan el color al afluente. Tampoco es permitido llevar botellas de plástico desechables. El municipio de La Macarena no tiene una planta de tratamiento de residuos. El agua debe ser cargada en botellas que venden en el pueblo.

La ruta que vamos a seguir es la trocha ganadera, explica Navarro, mientras apunta con su dedo el camino polvoriento, una ruta hecha por las Farc. Incluso, hay un Box Coulvert abandonado, prueba de que la guerrilla había pensado  mejorar la carretera en época de despeje.

Parada 'Manantial del cajuche'.


La primera parada es el manantial del cajuche, punto de encuentro y  lugar hasta donde se autoriza el paso de vehículos. Luego viene la caminata. Justo en ese lugar hay una caseta de venta de gaseosa y cerveza. Mientras los turistas se hidratan, el guía explica que dentro de Caño Cristales hay seis senderos, desde los cuales se pueden apreciar unos 20 atractivos —entre formaciones rocosas por donde circula el agua—, y se requieren al menos cuatro días para conocer todos esos bellos parajes.

“Tenemos la cascada de los cuarzos, por ejemplo. En ese lugar observábamos antes los cuarzos, ahora es difícil, porque antes las personas se los llevaban para recuerdos, y no apreciábamos que era una belleza para Caño Cristales”, explica.



Durante el recorrido se aprecian nidos de arrendajos, plantas endémicas, como la vellozia, de importancia para el municipio y de la cual salió el nombre del festival del pueblo que llega cada noviembre. En invierno, agrega el guía, recogen la mayor cantidad de agua por medio de unos vellos que hacen de pequeñas venas sanguíneas, que es como un filtro de cigarrillo. Guardan el líquido en invierno para subsistir en verano.

Como lo dijo alguna vez el actor Álvaro Rodríguez, en Caño Cristales el corazón palpita distinto, la mirada se altera y la piedra se vuelve escultura. “Allí no se respira, se suspira”.



Y mientras se conocen las maravillas de Caño Cristal, aparecen grandiosas historias contadas por los mismos guías, como la de Carol Cristal, la niña que nació en sus aguas, además, hija de Melco, el gran defensor de La Macarena, quien fue asesinado por ser cuidador acérrimo de la naturaleza. O visitar la única casa de madera alrededor del caño, de propiedad de doña Esther, una mujer de 84 años, quien guarda historias de las últimas cuatro décadas, una mujer que fue testigo del paso de la guerrilla por esos senderos y de los paseos de olla que hacían los habitantes del pueblo, cuando esta maravilla de la naturaleza era aún desconocida por todo un país.


María Esther Martínez vive a pocos metros de Caño Cristales, en La Macarena.



Para tener en cuenta

Desde Villavicencio (Meta) salen vuelos todos los días, y el tiempo estimado de viaje es de 50 minutos. La particularidad del aeropuerto de La Macarena  es que no hay tractores que recojan las maletas. Los pasajeros, al llegar, se encuentran con  un mundo macondiano  donde un lugareño  que maneja una zorra  se encarga de recoger  el equipaje y trasladarlo al hotel.

También se accede por tierra, pero no es recomendable por el estado de la vía. Quienes salgan desde Villavicencio, deben pasar por Acacías, Guamal, San Martín, Granada, San Juan de Arama y Vistahermosa. En este último municipio está la inspección de Piñalito, desde donde sale una trocha ganadera que conecta con La Macarena, tras recorrer unos 139 kilómetros.



La temporada más recomendable para viajar a Caño Cristales empieza los primeros días de junio y dura hasta el 30 de noviembre, o según convenga la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena).

Solo en algunos lugares se permite el baño recreativo y depende de la temporada climática.

En La Macarena hay alrededor de ocho hoteles y 12 residencias.


Andrés Molano Téllez
Director Agenda Hoy


Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario