Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Villavicencio: muralismo, arte urbano y grafiti


Los muros se han convertido desde hace una década en limitados medios de expresión artística local


Si bien es cierto que los muros y las paredes han sido utilizadas desde tiempos inmemoriales, como los murales descubiertos en el Parque Nacional Chiribiquete, entre Guaviare y Caquetá, o los descubrimientos en países como México y Chile, que se han articulado con la academia del muralismo, en el cual el muro se convierte en emblema de dignidad del sincretismo cultural y de su identidad, la tendencia del grafiti apareció realmente en la Gran Manzana.

Mural pintado por los grafiteros Bone y SAS, en el parque infantil, en Villavicencio.


En Nueva York —Estados Unidos—, con la contracultura en los años sesenta, las nuevas circunstancias complejas que presentaban las grandes urbes y el deseo de cambio y libertad, el grafiti, clandestino y transgresor, se generalizó en el mundo y una de sus cualidades era el rechazo a las normas, a través del uso de letras y fuentes de formas exageradas, creativas y codificadas.

Esta invitación a la apropiación del espacio público como medio masivo de comunicación desembocó en la aparición de tendencias que se incorporaron en la pintura contemporánea y las artes gráficas; fenómenos como el arte urbano o la pintura urbana, y el arte ‘in situ’, que fueron agrupadas en las tendencias denominadas street art.

El arte urbano, a diferencia del grafiti, se encuentra limitado en la libertad y autonomía creativa por el principio fundamental de ser encargo y decorativo (acto de transformación en busca de lo bello y lo superfluo) y es ahí donde el grafiti, como acto paladín de la libertad, sigue vigente.

Esta es una de las obras del colectivo Alfa, ubicada en el parque del Hacha, en Villavicencio.


En la última década llegó a Villavicencio este grupo de fenómenos estéticos, y lo hizo para quedarse, ya que por donde se mire se encuentra, e incluso se creó el primer museo de arte urbano, en el sector de El Pedregal, antes que un museo convencional. Estas manifestaciones nos demuestran que el acto simbólico de pintar muros hace parte de la naturaleza humana, por el interés que representa el registrar el tiempo, el espacio y la forma a través de las emociones e ideas.

Villavicencio, como otros municipios, continúa en proceso de investigación y reconocimiento de su historia e identidad, y los muros son voceros de exposición a fenómenos, como el desarrollo, la híper comunicación y la globalización, como uno de los limitados medios de expresión artística local. Por ello, me surgen preguntas como: ¿Ha sido o es el más importante? o ¿será el más influyente y relevante?, ¿es el mayor legado estético o artístico que se busca promover?, ¿se conoce de arte localmente? y ¿por qué se impone la tendencia de dinámicas de arte plástico de tipo institucional y no de los artistas mismos? En mi caso, me respondo que puede ser por la ausencia de un sistema cultural robusto en torno al arte plástico, penosamente y desde hace siete décadas que se busca localmente la creación de una escuela de artes plásticas profesional y por ello carecemos de rutas sólidas de socialización del arte de nuestra cultura, tanto folclóricas, étnicas y tradicionales, como contemporáneas de buenos procesos de cualificación, socialización y vínculo con la sociedad, por ser condicionados, afectando las dinámicas de circulación, mercado y emprendimientos en torno al arte plástico.

Algunos de los integrantes del colectivo 467 fueron los encargados de pintar este mural en al zona de El Pedregal, en Villavicencio.


¡No es cacería de brujas! Pero considero que es evidente la capacidad técnica de muchos artistas (artesanos, empíricos y profesionales) locales, la riqueza temática y cultural de nuestra región (y el país) y que el mayor logro del arte urbano es el acto de resonancia en torno al color, la gráfica y la búsqueda estética de las cuales muchas de estas obras aparecen como los primeros esfuerzos en esta ruta. 

Es por ello que se promueve la invitación a prestar mayor atención a las artes plásticas. Para que las entidades, los gestores y toda la ciudadanía participen en la creación, apoyo, participación de nuevos espacios, dinámicas del arte local a través del cuestionamiento, mejoramiento, transformación y socialización, ya que sin la crítica, la circulación, la investigación y la retroalimentación con la sociedad, el arte está condenado al silencio, a los anacronismos, a la monotonía y, peor aún, a la ingenuidad, al aburrimiento y a la repetición, factores que nos alejan cada vez más de ser considerados algún día, como una ciudad artísticamente activa, madura, inteligente y auténtica.


Jair Montaña
Artista y curador de arte
Especial para Agenda Hoy

Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario