Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Villavicencio: Vestigios del pasado


Vestigios de una arquitectura vernácula

Abril 6 de 2018

La arquitectura histórica de Villavicencio estuvo influenciada por las poblaciones del oriente de Cundinamarca y guarda detalles republicanos, sin embargo, ha ido desapareciendo con el tiempo.



Muchas de las construcciones hechas con varas, vigas, bejucos, adheridas con barro, pasto, boñiga y tierra mezclada con hierba quedaron hechas cenizas luego de un incendio ocurrido en Villavicencio el 28 de enero de 1890, fecha que marcó el comienzo en la arquitectura del municipio.

Para la época, la ciudad abarcaba lo que hoy se conoce como centro histórico, que comprende  el sector limitado por el Caño Parrado, Caño Gramalote, Cristo Rey y la Avenida Alfonso López.

Allí se empezaron a construir viviendas con materiales menos vulnerables a la acción de las llamas. Aunque la cantidad de viviendas hasta ese momento no completaban las seis cuadras alrededor del parque Central.

“El tipo de arquitectura de esta época es considerada como vernácula o popular, e influenciada por poblaciones del oriente de Cundinamarca, como Cáqueza, Chipaque y Quetame, debido a la migración desde esos lugares a Villavicencio. En ese momento, las viviendas se construyeron con bahareque, adobe, madera, nocuito, palma y bijao”, afirma el arquitecto Ángel José Núñez.



En las dos primeras décadas del siglo XX, aún eran evidentes los grandes potreros y cañaverales, y  las casas tenían una sola planta, con muros de bahareque, bloques de adobe,  astillas de madera, techos de paja y, algunas, con tejas de zinc alemán. Las ventanas, de madera, se fabricaban con detalles republicanos, el piso era de tierra pisada y las fachadas y los muros, repellados. Incluso, algunas viviendas construidas alrededor del Parque de los Periodistas, conocido popularmente como parque infantil, aún mantienen ciertas características.

La inauguración de la vía Bogotá – Villavicencio (1937) trajo consigo muchos beneficios, entre ellos, mejoras en la arquitectura, debido a la facilidad de trasporte de los materiales de construcción —ladrillo, cemento y hierro—. Aunque cabe destacar que para ese momento también se fabricaban ladrillos de manera artesanal en terrenos donde hoy funciona el Colegio La Salle.



Luego de ello, se pasó a utilizar vidrio, angeo y cortinas, en remplazo de los visillos, y marcos metálicos para reemplazar la madera de las ventanas. Para cambiar los pisos de tierra, aparece el cemento y la producción de baldosín en la ciudad.

En la década de 1970, con el auge de la marihuana, y en la de 1980, con el de la coca en Colombia, aumentó la circulación de dinero y las constructoras empezaron a mejorar los materiales de construcción. Se implementó el bloque, el ladrillo, el cemento y el zinc fue reemplazado por la teja de fibrocemento (Eternit). Los pisos se empezaron a construir en retal de mármol,  baldosín granificado y tabletas de barro cocido.



A partir de 1980 empiezan a aparecer nuevos materiales para los baños, los azulejos se convirtieron en la mejor opción y la cerámica pasó a ser indispensable, por la gama de colores y estilos que ofrecía en su momento.
Actualmente, estas construcciones han desaparecido paulatinamente, para convertirse en nuevas edificaciones modernas y de mayor capacidad, con materiales novedosos, como el superboard y el vidrio, con estilos más comerciales, que convierten el centro histórico de Villavicencio en recuerdos de sus primeras viviendas.

“En la ciudad tenemos una subvaloración del patrimonio vernáculo, por ejemplo, en el sector de El Pedregal se demolieron algunas casas indebidamente, y debido a esto surge el museo patrimonial como plan de manejo (murales y figuras en metal). Además, solo tenemos arquitectura importada, que no se ha contextualizado a nuestro  clima y cultura, hasta el punto de convertirnos en una ciudad con una pobreza arquitectónica”, concluye Núñez.


Carolina Clavijo
Agenda Hoy



Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

3 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Decir: "En la década de 1970, con el auge de la marihuana, y en la de 1980, con el de la coca en Colombia, aumentó la circulación de dinero y las constructoras empezaron a mejorar los materiales de construcción." Me parece algo apresurado, pues la venta de drogas no implica la mejora de los materiales de construcción. Claro! a menos que las constructoras vendieran marihuana y coca, lo cual es todavía incierto y afirmarlo sería peor. Por lo tanto, pensaría que esa causa-consecuencia sobra, o ponemos fuentes que lo demuestren o quitemoslo. Mayor Rigurosidad histórica, de resto está interesante.

    ResponderEliminar