Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Walter Silva en la voz de su padre


 “De niño, mi hijo era extrovertido, ahora es un ídolo del pueblo”

Agosto 28 de 2018

Hace un año, el equipo de Agenda Hoy viajó al municipio de Pore, en Casanare, para conocer la historia de ‘El chino de los mandados’, quizá la canción más famosa del cantautor llanero Walter Silva. La crónica de aquella travesía fue publicada en nuestra tercera edición, pero algo quedó en el tintero: una breve entrevista con el padre del artista.

Walter Silva y su padre Víctor Ramón Silva. Fotos: Óscar Fabián Bernal / Agenda Hoy.


Se trata de Víctor Ramón Silva, de 72 años, un hombre bonachón, de esos llaneros de pata al piso. Vive en Pan de pobre, la casa más famosa del municipio de Pore, aquella que construyó su hijo y que hoy se ha convertido en casi un centro cultural y turístico.

Reviva esta breve entrevista.

¿Cómo describe a su hijo?

Profesionalmente, un ídolo del pueblo, porque está en la cumbre del joropo, y como persona, muy  amable, respetuosa de las cosas de Dios, y eso hace de su nombre un gran prestigio.

¿Cómo era él de niño?

De niño, era extrovertido, un correcaminos completo, andaba a las carreras, un poco loco, como todo niño, pero muy juicioso en la casa, un chino obediente para los mandados, para cualquier cosa.

¿Qué recuerda del momento en el que Walter se empieza a interesar por la música?

Al principio yo no creía tanto en que fuera un gran artista. Me daba mucho fastidio porque se levantaba con el cuatro en la mano, cante y toque, mucha bulla, y usted sabe que uno de viejo empieza como alejarse de esas cosas, pero vi el interés cuando empezó a cantar bien, a echar sus coplas y a estar reunido con la gente. Participaba en festivales de música llanera, unos muy famosos que hacía José Suárez, y ahí se fue formando hasta que por fin logró hacer su primer trabajo discográfico.



¿Cuál fue el día que lo vio más feliz?

Con su primer trabajo se sintió muy feliz, y luego más feliz, y entre más grababa era más feliz.

¿Y el más triste?

Casi no hemos visto en él la tristeza ni algo que lo agobie.

¿La fama le cambia la vida?

A mí me da felicidad y me enorgullece para mí mismo. Para los demás no cambio en anda, soy un tipo parejo, no tengo distinciones de ninguna naturaleza ni me entristezco o enorgullezco. Me da alegría como todo papá, cuando se tiene un hijo con convicciones bien puestas.

¿Cómo conoció a doña Carmen, la mamá de Walter?

Yo la conocí dándole palo a esos chinos en la pata, de profesora, ahí comenzó el romance. Y vienen mis cuatro hijos.

¿Y usted a qué se dedicaba?

Yo era un tipo de campo, de labores de la tierra, y eso, tal vez, le encantó a ella.

¿Antes de nacer soñaba con que fuera niño?

En un matrimonio lo que Dios da, bendito está, que sea niño o niña.

¿Cuál es la canción que más le gusta de su hijo?

Por lo regular todas me gustan, pero hay una muy bonita que se llama… Se me escapa el nombre, se me escapa, es sobre el olvido… Una que es como ‘La clave para olvidar’.

¿Y por último, hasta cuándo quiera escuchar a su hijo cantar?

Hasta cuando yo cierre los ojos, hasta cuando agonice y muera.




Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario