Publicidad

Viaja al Meta en Semana Santa
NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Una galería de arte en finca de excombatientes de las Farc (en el Meta)


Arte en espacio de reincorporación en Uribe (Meta)

Abril 4 de 2019

Un total de 12 pinturas en óleo sobre lienzo cuelgan de las paredes de la finca El Diamante de la vereda El Vergel, en Uribe (Meta), uno de los espacios territoriales de capacitación y reincorporación (ETCR) adonde llegaron algunos de los excombatientes de la guerrilla de las Farc para adelantar el proceso de dejación de armas, reincorporación y desarrollo de proyectos productivos que iniciaron luego de los acuerdos de paz con el Gobierno.



La finca tiene cinco cabañas en guadua para recibir a los turistas, pues desde la firma de los acuerdos de paz el sector empezó a resurgir de las cenizas y este punto se ha convertido también en un destino turístico de extranjeros que llegan atraídos por las historias que dejó la guerra con las Farc. La vivienda principal conserva las características propias de una casa de campo, una cerca de madera le da la vuelta al inmueble, tiene techo de zinc y cielorraso en madera.

Finca El Diamante, en Uribe (Meta), espacio territorial de capacitación y reincorporación de los excombatientes de las Farc.


La pared principal, frente a la entrada, está cubierta por un pendón grande, tal vez de unos 5 metros de ancho y tres de alto. Tiene impresa a color la imagen de Zeuxis Pausias Hernández Solarte, conocido por su alias de Jesús Santrich, y con un letrero grande, en mayúsculas, piden su libertad: LIBRE SANTRICH.



Detrás del pendón empiezan a aparecer una serie de pinturas, que además de reflejar el trabajo del campesino, simbolizan la libertad soñada por los excombatientes. En uno de ellos, una joven guerrillera, que viste aún de camuflado, espera bajo el árbol la llegada de su hijo que corre en libertad. Debajo su brazo, el mismo con el que cargaba un fusil en tiempos de guerra, ahora guarda un libro con una frase impresa: “nuestra única arma será la palabra”.



En otro de los cuadros se aprecia el abrazo que nace tras el reencuentro entre un guerrillero y su madre.

Las pinturas se extienden a lo largo de la casa y en los pasillos. En la sala principal, cerca al televisor led de pantalla curva desde donde se enteran de los detalles del proceso de paz, aparecen los pincelazos con los que le rinden homenaje a Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda Vélez (Tirofijo). El colorido cuadro fue firmado en 2017 por Barreto, un exguerrillero que ya no está concentrado en la zona y que, según Nicanor Buitrago, otro excombatiente y quien administra el sitio, viajó a otro territorio a buscar suerte.



Así como hay cuadros con pensamientos de libertad, hay pinturas costumbristas, de paisajes, de mujeres y hasta uno en el que el mismo autor es consciente de los efectos de la guerra. En su pintura, firmada como Jeco y que fue hecha en 2003, en tiempos de conflicto, refleja el desplazamiento de una comunidad, una familia entera carga a cuesta algunos de sus valiosos enseres, entre los que destacan una biblia y una guitarra “solo para cantarle a Cristo”.





Estas son algunas de las pinturas que se encuentran en la finca:














Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario