Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Insisten en acabar con el patrimonio arquitectónico de Villavicencio


A martillo, destruyen historia de la casa Riveros 

Abril 14 de 2018

La arquitectura histórica de la llamada casa Riveros, ubicada en la carrera 32 con calle 41, en el parque infantil, está muy cerca de desaparecer, luego de que sus nuevos propietarios ordenaran romper una de sus puertas, así como la pared frontal, sin contar con los permisos de ley requeridos.

Intervienen, de manera ilegal, esta casa patrimonial en el sector del parque infantil. 


Sin embargo, luego de una alerta enviada a Corcumvi, hicieron presencia en el lugar el arquitecto Ángel Núñez y la antropóloga Nancy Espinel, asesores de patrimonio, quienes lograron la suspensión temporal de dicha intervención.

Agenda Hoy conoció que el actual dueño, al parecer Alejandro Ordúz,  ya había sido notificado acerca de la necesidad de contar con un concepto favorable de Corcumvi, así como de una licencia de la Curaduría. Sin embargo hizo caso omiso.




“El señor aceptó que era consciente de esa carta, pero que no tenía tiempo, que venía de Bogotá, y necesitaba poner esa ventana hoy. La obra quedó suspendida”, informó el arquitecto Ángel Núñez, representante de Corcumvi.

Además, el compromiso del propietario es presentarse el lunes, a primera hora, en las oficinas de Corcumvi, con una carta en la que se compromete a restaurar la fachada. De lo contrario, le podría acarrear una multa. “Al señor se le informó de todas esas contravenciones y esperamos que eso se solucione de la mejor manera”, agregó Núñez.




Todos los inmuebles del centro histórico de Villavicencio, entre los caños Parrado y Gramalote, y Cristo Rey y la Avenida Alfonso López, que se calculan son unos 972, requieren un concepto favorable de Corcumvi antes de cualquier intervención.

Luego de la oportuna visita de Corcumvi, el dueño del predio se vio obligado a suspender la intervención.


Según el inventario de bienes culturales inmuebles de Villavicencio, hecho por Corcumvi  en 2005, “este predio hacía parte de un estrato socieconómico medio-bajo y conservaba los elementos constructivos de la época de su edificación, con muros de adobe, zócalo con acabado rústico, decorados romboides en la parte superior de la facha y sobre las puertas, alero de cielo raso entablado linealmente a la fachada sobre canes de madera ornamentados, cubierta de zinc con estructura de madera, puertas de madera de doble hoja, con vano superior decorado con calado tallado en madera, con figura de un águila y vegetación. Su planta es irregular (en ele), con patio lateral, mantiene la escala de una sola planta que accede a través de un corredor lineal, pasa por las dos habitaciones y llega al salón, rematando en el patio trasero, lavadero y los baños. La casa estaba unida con la de al lado (…) el interior de inmueble tiene un cielo falso de caña brava en regular estado de conservación”.

Sin embargo,  la mayoría de los detalles y arquitectura mencionadas no se conservan, como se aprecia en las fotos.

Breve reseña de la casa

Eliseo Riveros compró la vivienda en 126 pesos. Luego, esta fue heredada a sus hijos, uno de ellos Luis Riveros, oriundo de Gachetá (Cundinamarca).

La casa, construida en bahareque y cubierta de madera, estaba unida con la de al lado. Las calles eran en piedra. En la mitad recogía las aguas, tenía árboles de naranjo, caimo, guama y mango.

Sus vecinos eran Rodolfo Esquivel y Juan Medina.

En 1945, su propietario hizo el cambio de puertas, que son las que en la actualidad se aprecian (o se apreciaban). Las compró en 25 pesos, cada una. Eran las únicas de este estilo que había en la época junto con las del Hotel Meta, que tenían la figura de un águila.





Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario