Publicidad

Viaja al Meta en Semana Santa
NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Carta abierta a directora de Casa de la Cultura de Villavicencio

Carta abierta a la directora de la Casa de la Cultura ‘Jorge Eliécer Gaitán’



Señora Díaz:

Primero que todo, y en referencia a su lánguida respuesta frente a la denuncia hecha por Agenda Hoy —y comentada por mí— mediante el artículo titulado: «Dudas en contrato de $231 millones para logística de la Casa de la Cultura de Villavicencio. Contrato fue adjudicado a empresa involucrada en intoxicación por alimentos en encuentro de bandas sinfónicas en Villavicencio», me permito responderle públicamente.

Usted dice respecto del artículo en mención y de mis comentarios, lo siguiente: «Gracias. Estoy tranquila tengo comite (sic) evaluador totalmente independiente (juridico (sic), tecnico (sic) y financiero)».

Precisamente mi llamado es para que revisemos los conceptos cuestionables que presenta el «comité evaluador» en mención, y no solo en este caso, vale señalar, donde participan el inepto abogado de su entidad, junto con la ignara y porfiada asesora contable que le acompaña. 

Adjetivos ganados con sobrados méritos, si revisamos a la luz pública las actuaciones que los han llevado al colapso contractual en muchas oportunidades en esa entidad, que incluso la tienen paradójicamente al borde de devolver dineros por incapacidad de ejecutarlos, mientras otros se gastan sin prever la austeridad y su optimización. Y no olvide que usted es la encargada de firmar solidariamente.

Mi llamado es para que no siga con su mediocridad, ineptitud, pésimo manejo contractual y la estolidez frente a un tema en el cual no podemos tener personas ignorantes. O si cree que no es así, abra un debate público con argumentos para que explique a la comunidad cultural cuál es la brújula suya, para dónde va y qué plan estratégico ha tenido y tiene más allá de hacer regueros de eventos sin contexto, sin hilo conductor ni planeación, y muchos aislados, sin sentido y costosos, con una inequidad económica escandalosa según sean amigos (con pagos exhorbitantes y onerosos para el flaco presupuesto de la entidad), o miserables si no cuentan con su gusto por razones distintas a lo estrictamente meritorio en la parte profesional. Eso, entre infinidad de asuntos que estoy dispuesto a discutir públicamente cuando sea necesario.

Señora, no le haga más daño con su ineptitud, negligencia y arrogancia a la cultura del Meta. Ese cargo le quedó grande, más si pensamos (con escalofrío) que usted es la encargada, entre otras funciones, de orientar los destinos de ese templo nuestro de sabiduría que es la biblioteca pública de Villavicencio y del Meta. Porque usted sabe —y todos a su vez lo sabemos con tristeza— que no llegó allí exactamente por méritos intelectuales y de conocimiento pleno del tema cultural. Y para mí y para mucho cultor, artista y gestor (más de lo que se imagina) es una pena estar así de representados en este cargo, en algunas ocasiones tan respetable. Tenga un poco de sensatez y renuncie.

Otro asunto, ahora que usted me dice en sus mensajes que soy «...el único que tiene ese concepto» sobre su desempeño; le comento que no necesita salir a la calle (donde usted es comidilla entre cultores, gestores y creadores, en razón a todo lo aquí expuesto). Y no necesita salir, pues en la propia Casa es un secreto a voces que —en su mayoría— piensan lo mismo que yo, además de sentir a diario el peso de su insensatez autoritaria sin razón. Que no lo hagan público es distinto, y de alguna manera entendible, pero todo mundo lo sabe.

Ahora recuerdo eso de que la ignorancia no se tapa con un dedo.

Solo los lamesuelas de siempre y sus contratistas benefactores la podrán defender. Si no lo cree, abra el debate público y enfréntelo con argumentos.

Quedo muy pendiente. Y eso sí con los ojos bien abiertos para ver cómo sigue manejando lo que debería ser un plan de acción con criterio y responsabilidad frente a un asunto tan sensible, delicado e importante como la cultura. Ah, y para ver e indagar bien cómo y a favor de quién o quiénes ha manejado y seguirá manejando nuestros recursos públicos, tal como nos lo permite la ley.

Finalmente, y frente a sus amenazas veladas que me ha enviado por WhatsApp, le digo, como se lo he dicho a quienes han tratado de callarme:

A mí no me amenace, que eso no funciona conmigo. Estoy listo. Diga cuándo y dónde es el debate, señora.



Jaime Fernández Molano
Escritor, periodista y gestor cultural




Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario