Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Así fue relanzamiento del espectáculo de baile ‘Vivencias’

Vivencias llaneras llevadas al baile

14 de agosto de 2017

Más de 20 artistas en escena, entre bailadores de joropo, músicos, cantantes y percusionistas le dieron vida a ‘Vivencias’, un espectáculo dancístico realizado el pasado sábado 12 de agosto por la Compañía de Baile Joropo, en el Club El Meta de Villavicencio.

La sensualidad y el romance hicieron parte de 'Vivencias'.


Sin convertirse en una cronología de la historia del baile llanero, la puesta en escena refleja también una evolución de conceptos en torno al joropo, pero siendo fiel a momentos característicos que vive el hombre de llano.

No es una historia lineal, es una segmentación de vivencias donde el baile es el protagonista y la herramienta para transmitir, sin embargo, en diferentes momentos del espectáculo la música toma fuerza, aparece en escena la joven cantante Mileidy Amon, quien sorprende con su interpretación.

El director arriesga y se abre a la crítica con sensuales escenas coreográficas, torsos masculinos al descubierto y un romanticismo que toma fuerza con las melodías del violín de María Fernanda Leyva, quien viene mostrando una evolución con el instrumento y ha encontrado en la Compañía de Baile Joropo una vitrina más.



Aunque se destaca el grandioso baile de Andrea Chitiva, ganadora del último Reinado Popular del Joropo que se hizo en Villavicencio —2015—, y perdonando un pequeño resbalón, que logró sortear con profesionalismo, a Vivencias le falta darle un poco más de importancia al rol de la mujer y una artista que marque más protagonismo.

Andrea Chitiva y su paso 'antigravedad'.


Pese a que el machismo, ese característico de la idiosincrasia de vaqueros y caporales, está sumergido en la escena y es una constante en este tipo de montajes de la región, también aflora el lado romántico y galante de los llaneros. Aparecen las conquistas sentimentales, las luchas de los hombres en busca del amor de la mujer deseada, los amores contrariados y se marca la rudeza del llanero con retos de zapateos y el acompañamiento de un percusionista que brilla por sí mismo. La caja española es su herramienta.

La novedad del espectáculo toma fuerza cuando aparecen momentos que se alejan de lo tradicional, como el paso antigravedad popularizado por Michael Jackson, pero con el toque de danza regional. Las vivencias de los llaneros siguen allí. El show hace un giro hacia un contexto más urbano y actual. Afloran las luchan ideológicas reflejadas en choques con escuadrones antidisturbios, pero recreados con baile; los parrandos llaneros evolucionan, los hombres y mujeres muestran vestimentas más cotidianas y en lugares más capitalistas, más globalizados, es una visión más real del contexto actual y de los momentos por los que pasa el folclor llanero.

Los paisajes de las sabanas son interpretados con el baile y no se olvidan tampoco de las tradiciones costumbristas, como la fiesta de San Pascual Bailón, que evoca las costumbres religiosas y termina en un gran parrando.

Sorprendió ver el profesionalismo de los niños Natalia Villada y Samuel Castro, de no más de ocho años y quienes hacen parte del proceso educativo de Compañía de Baile Joropo. Los pequeños se apropiaron del escenario, recrearon un día de un caporal y remataron con un maravilloso baile, teniendo en cuenta su corta edad.

Samuel Castro y Natalia Villada, los más pequeños de Vivencias.


El inicio no fue puntual. Una hora y media de retraso molestó a algunos asistentes, pero al final, muchos opinaron que valió la pena, el público respondió y al final del show vinieron los agradecimientos y los anuncios, el espectáculo viajará a Bogotá y Tunja, y su director ya trabaja en un nuevo montaje con el que quiere ir a la vanguardia.

“Lo que viene es totalmente diferente, es una nueva obra. Nosotros queremos estar a la vanguardia de compañías de baile, de teatro mundiales, por eso nos llamamos Compañía de Baile Joropo, quisimos apuntarle a una globalización, que es duro, le puedo asegurar, entonces viene una nueva obra, que yo les doy el nombre y ustedes de inmediato se la dimensionan, todo con nuestro género, el joropo. El joropo que interpreta la compañía no es ballet, no es un joropo tradicional, no es un joropo que lleva a lo contemporáneo, lo que hacemos es interpretación, un concepto romance, pasión, tal vez, por qué no, ser libertinos, por eso la variación de trajes, marcando un concepto, el contexto sociocultural, pañoletas, la camisa suelta, camisas a cuadros…”, explicó Miguel Arias, director.



Respecto a similitudes en algunos pasos, comparados con otros montajes, también de folclor llanero, Arias respondió que no copia. “Alguna vez me preguntaron cuál era mi mayor temor, y mi respuesta fue: quedarme sin creatividad. Respeto a los colegas, las formas, el joropo es uno solo, tú haces un paso, lo hacen los demás, no hacerlo sería irrespetar el joropo, lo que es diferente es la narrativa, el lenguaje, las formas, cómo visualizas el contexto escénico”, agregó Arias, quien además aprovechó para destacar el trabajo hecho por el Grupo de Joropo, que, para él, fueron los pioneros en esa forma de bailar.

Lo cierto es que las propuestas siguen creciendo, las críticas de los tradicionalistas vendrán. Es lo que ocurre cada vez que el joropo busca cruzar las fronteras.


Andrés Molano Téllez
Director Agenda Hoy





Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario