Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Con actores llaneros 'Alias María' llega a la cartelera

'Alias María' iba a ser grabada en los Llanos: Rugeles


Este jueves 12 de noviembre llega a la cartelera nacional ‘Alias María’, historia dirigida por José Luis Rugeles y escrita por Diego Vivanco, donde cuatro niños llaneros hacen parte del elenco, entre ellos la casanareña Karen Torres, de 15 años y residente de Acacías (Meta).

 El director, que estuvo en una función especial en Cine Colombia del centro comercial  Viva, en Villavicencio, habló del gran trabajo actoral de Karen y dio detalles de una producción que muestra a través de los ojos de los niños la realidad del conflicto armado colombiano y el reclutamiento de menores.

‘Alias María abrió el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias en 2015, fue seleccionada para la sección oficial Un Certain Regard del Festival de Cannes y ganó el premio a Mejor Película en el Festival Internacional de Haifa (Israel) ¿Se cumplieron las expectativas?

Esas eran las expectativas y se superaron,  porque igual, si bien para mi Cartagena es muy importante, pues abrimos el Festival de Cartagena, o sea que era mucho más importante, si bien para mi Cannes es importante, éramos selección oficial de Un Certain Regard, entonces ya se superaba la expectativa de ir a Cannes, y pues ahora se está en más de 60 festivales, sé que ahora está en 3 festivales al tiempo, que yo no puedo asistir por estar aquí en el lanzamiento, y pues eso quiere decir que lo que uno está comunicando, de cierta manera, está llegando, entonces es bien interesante poder tener voz.

¿Cómo fue ese trabajo de realizar el guion, hablaron con las mismas niñas que salieron de los grupos armados?

Primero, Diego Vivanco, el guionista de mi anterior película ‘García’, me mostró una historia que estaba empezando a escribir y era esta, y yo la miré y me pareció una historia importante y él me propuso que si quería dirigir esta película también, me pareció bien y empezamos a trabajar juntos. Empezamos a hacer entrevistas con chicas excombatientes en el programa de reinserción, varias entrevistas, una y otra, entonces es un guion que venía de la ficción, llegaba  a la realidad y nos dábamos cuenta de que la historia que estábamos escribiendo era un retrato increíble de la vida de muchas estas chicas que veíamos, igual lo que pasa con la mujer en la guerrilla, lo que pasa con los niños en la guerrilla, pero además entendimos que no podíamos contar todo lo que veíamos, sino una pequeña historia de una niña en la mitad de todo esto. Entonces era un guion que iba de la ficción a la realidad y volvía  a la ficción.

¿Si la cinta se rodó en el Magdalena Medio, por qué los actores son llaneros?

Porque en un principio la íbamos a rodar aquí en los llanos, porque ya se habían rodado unas películas acá y había como infraestructura, pero no, la selva donde está esa infraestructura me parecía muy pequeñita,  no era tan frondosa, no era de  árboles gigantes, eran muy delgados. Llegar hasta el piedemonte para rodar lo que yo quería era muy lejano y se nos dañaba todo el trabajo de producción, entonces nos fuimos al Magdalena Medio donde ya requeríamos otros esfuerzos, pero encontrábamos todo lo que yo quería, que era esa selva húmeda, exuberante, que resguarda a las guerrillas y a nuestra guerra.

¿Qué vieron en Karen Torres para convertirla en protagonista?

Pues un talento desbordante, una capacidad de expresar con su mirada y sin texto, hacer grandes silencios, que son unos ejercicios de actuación impresionantes. Ella pasó un filtró de más de 1.200 niños. Realmente cuando hemos estado en los festivales en el exterior, me preguntan dos cosas, una es, ¿eso sucede en Colombia? Y la otra, ¿de dónde sacaron a esa actriz? Entonces sí es una chica supremamente talentosa, que cuando se paraba en el set ya se paraba como una actriz profesional.

¿Los niños casi no hablaban dentro de la película, cómo trabajaron el guion con ellos?

Digamos que yo siento es que el tipo de película no requería texto, porque sabíamos que en la guerrilla uno no habla tanto, cuando estás caminando, no, es callado porque el enemigo puede estar cerca y cuando estás ranchado tampoco puedes hablar mucho, porque de todas maneras no puedes hablar con cualquiera de las cosas íntimas, y eso es uno de los mandatos dentro de la guerrilla, entonces en el trabajo sí tenemos un guion, pero ellos no conocieron nunca el guion. Nosotros ensayábamos cada escena con ellos, yo les contaba la escena, la desarrollábamos y ellos iban y escribían su propio guion, y entonces ahí no maltratábamos el lenguaje de ellos, o evitábamos que ellos en vez de actuar pensaran en lo que iban a decir o en el texto que tenían que hablar. Cuando hablaban era porque ya les salía de sus palabras y tenían la intención de lo que queríamos contar, pero sobre todo el sentimiento, entonces sí hay parlamente entre Eric y Anderson, largos, cuando hablan de los binóculos, o de la herida, de qué paso con Mauricio, y hay unas escenas fuertes entre María y Carlos, pero es que son tan naturales que la gente no siente como el gran texto shakesperiano escrito sino que lo sienten natural.

Películas como esta logran gran acogida en festivales, pero  a la hora de salir a nivel comercial el resultado de la taquilla no es el esperado ¿Cuál es la expectativa?

Yo creo que es una película que sí despierta varios sentimientos en los expectadores, a mí me encantaría que muchos colombianos pudieran verla, y se acercaran sin el temor de que fuera una película aburrida festivalera o intelectual, porque yo creo que sí es una película que se acerca mucho al sentimiento de cada colombiano, como que sí tiene nuestra idiosincrasia escrita ahí, pero es la que está debajo de las cobijas, del tapete, entonces es la historia que en un momento fue tabú y que nadie quiere contar,  pero es una historia real, pero también es una película que se mueve en un vaivén de emociones, que es lo que uno busca cuando va a las  salas de cine, entonces creo que tiene todos esos ingredientes, porque yo quiero hacer cine para que lo vean.

¿Pero cómo refleja el éxito en la asistencia?

Yo no sé, digamos que vamos a estar primero en 25 salas, porque no queremos tener todas las salas para tener salas llenas, entonces yo creo que llegar a unos 100.000 es estar bastante bien.

¿Cómo es el trabajo social y los cortometrajes que han realizado?

Estuvimos en Granada (Meta), y estuvimos trabajando con los chicos ahí y todo nace  porque igual nosotros, lo que te decía ahora, al hablar de tener toda la información que teníamos y contar la película estábamos contando solo eso, y teníamos que saber de todas maneras que había que contar mucho más, entonces dijimos hagamos un documental y empezamos a hacer ‘Alias Jineth’, dirigido por Daniela Castro, y estamos contando otro pedazo, y luego dijimos que más hacemos, trabajemos con estos chicos en zonas vulnerables para que aprendan un oficio, entonces estamos dictando talleres de animación de documental, de argumental y a unos de teatro, a otros vamos hacer de  videoclips, entonces estos chicos se inventan la historia, manejan la cámara, hacen el sonido, hacen la producción , si hay comprar un catre ellos tiene que ir a comprarlo, negociarlo, llevarlo y después devolverlo. Todo tienen que hacerlo ellos, y aprenden, a veces les da pereza, esto es muy aburrido, dicen cuando empezamos el trabajo escrito, y yo mañana no vengo, agregan, pero al otro día están bañados y peinaditos al frente otra vez. Luego nos llevamos el material cuando terminamos, lo editamos, musicalizamos, colorizamos y hacemos una gran premier y estos chinos quedan así como absortos al ver que ellos mismos lo hicieron, entonces creo que se completa una cuestión que ideológicamente puede ser interesante, que si tú puedes aprender a contar una historia, a inventarte una historia, tal vez puedes recontar tu vida y redirigir tu propia historia, nos solo la que impuso el destino por estar en cierta parte. No queremos hacer solo cineastas sino gente que aprenda a hacer un oficio, y ampliarles el espectro de lo que pueden hacer hacia al futuro.

¿Con cuántos niños trabajaron?

30 o 25.

¿Cuántos cortometrajes?

Hicieron tres cortometrajes,  en el Meta hemos hechos dos talleres, en Bogotá una de hip hop con la Fundación Ayala y hay otros que ya están como cuadrados, todo va de acuerdo al presupuesto. Digamos  que el presupuesto  lo manejan unas ONG presupuesto y nosotros hacemos el taller de cuatro días, sacamos, buscamos como editamos y después hacemos una premier, traemos afiches y toda la vuelta de cada uno, después la idea es que de las boletas de la películas sacamos un 15 por ciento  de utilidades para que vaya a una de estas ONG la plata -nosotros no queremos saber de platas-, y de ahí salen otros dineros para otros talleres, que no necesariamente tenemos que hacerlos nosotros, nosotros ya creamos el piloto, sino que lo pueden dictar otras personas que ya conozcan el método y que simplemente tienen que hacerse de la misma manera que nosotros lo dictamos.

¿Dónde se podrán ver los cortos?

Se pueden ver, unos, en la página de ‘Alias María’, y después vamos hacer una página donde vamos a hacer un receptorio sobre la violencia en Colombia, y ahí van a estar estos documentales, no como símbolos de violencia, pero es que la reconciliación es una parte de la historia de la violencia.

Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario