Publicidad

NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

La amistad de Neruda con un poeta llanero


Así nació la amistad entre Eduardo Carranza y Pablo Neruda


Julio 23 de 2018

Pese a tener ideologías políticas distintas, el poeta llanero Eduardo Carranza, de derecha y tendencia franquista, y el chileno Pablo Neruda, de pensamiento comunista y estalinista, fueron dos grandes amigos. ¿Seremos hoy capaces de seguir ese ejemplo? No lo sabemos, pero recordemos porqué existió ese extraño lazo de amistad que solo las letras pueden lograr.

 
Eduardo Carranza y Pablo Neruda. La foto reposa en el archivo de la Biblioteca Nacional.

Durante el gobierno colombiano de Alfonso López Pumarejo, Eduardo Carranza fue enviado a Chile como agregado cultural de Colombia durante un año. Transcurría  1946 y el poeta, joven y delgado, llegó al país austral con su bella esposa Rosita Coronado y su hija María Mercedes, de seis  meses de nacida.

Una vez en Santiago,  donde además nació su hijo Juan, fue recibido una noche, días después,  con una gran velada: Neruda fue el anfitrión y  pronunció el discurso de  esa noche.

Entre otros poetas, estuvieron presentes Pedro Prado, Jerónimo Lagos Lisboa, Víctor Domingo Silva, Nicanor Parra, Chela Reyes, Olga Acevedo y Vicente Huidobro. De éste último adquiere el seudónimo de ‘Altazor’ (poema cumbre del escritor chileno),  con el que Carranza firmaría un sinnúmero de poemas, la mayoría traducciones. Ese nombre también quedó tallado a la entrada de su finca de veraneo, improductiva,  de 16 fanegas rodeadas de una pequeña vega y lomas con pastos naturales y artificiales, en  jurisdicción de Quetame (Cundinamarca).  Un lugar en Colombia que se convirtió en el último lazo físico de Carranza con el Llano. 

Además del seudónimo de ‘Altazor’, Carranza se llevaría de Chile la gran amistad de Pablo Neruda, también un compadre —su hijo, Juan, fue apadrinado por el poeta chileno—.  El lazo de fraternidad se hizo cada vez más grande, ni siquiera las ideas políticas los distanciaron; el poeta llanero, de derecha y tendencia franquista, y Neruda, de pensamiento comunista y estalinista, siempre fueron amigos.

“Tú eres Eduardo Carranza, poeta del aire, yo soy de la tierra, tenemos ideas políticas diferentes pero jamás tendremos una controversia política”, fueron las palabras de Neruda que recordó el poeta y escritor José Luis Díaz-Granados, durante  la  ‘Semana Carranza’, organizada en mayo de 2013 por  la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, en Bogotá.

Ese día, también se llegó a la conclusión de que, pese a su ideología política, a Carranza lo querían mucho en Chile los comunistas colombianos. La razón:  luego de  la victoria de las  fuerzas militares encabezadas por el general Francisco Franco que,  no sólo puso fin a la guerra civil española,   arrojó al exilio durante los siguientes años a gran cantidad de hombres  que se vieron obligados a emigrar a otras tierras en busca de asilo y refugio. Una de ellas, Chile.  Allí, Carranza, a quien todo el mundo distinguía de tendencia franquista, “salvó muchas vidas asilando en la embajada colombiana a tantos dirigentes perseguidos por la dictadura”, agregó Díaz-Granados.

Eduardo Carranza vivió en una casa en los alrededores de la Plaza de Valdivia, en Santiago,  algo bohemia, y que se convertiría  en un centro de reunión poética. Allí confluían escritores, “vates voraces y sedientos poniendo en peligro de zozobra el presupuesto de Carranza y su alacena”, escribió  Héctor Fuenzalida, como recuerdo de su amistad con el pidracielista, durante un reencuentro en Venezuela en 1963, y agregó: “Todos colombianizábamos con un furioso misticismo etílico”, antes de recordar que en  Chile, el Soneto a Teresa fue identificado también como “himno nacional de su melancolía”.

Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario