Publicidad

Viaja al Meta en Semana Santa
NUEVO
Cargando...
#AgéndateVillavicencio: Si tienes algún evento cultural que quieras difundir, puedes escribirnos al correo agendahoyco@gmail.com

Llanero le construye a su esposa una casa con forma de mujer


Casa Mujer

Mayo 16 de 2019

Escritor araucano quiso rendirle un homenaje a su esposa y con apoyo de la artista Patricia Valdivieso, de Villavicencio, construyó esta bella casa en Chocontá (Cundinamaca).

Edmundo Díaz y su esposa Águeda Rincón, en Casa Mujer, ubicada en Chocontá. Fotos: Óscar Bernal / Agenda Hoy.


Cuando el escritor araucano Edmundo Díaz Colmenares habla de su esposa le brillan los ojos, la ama tanto que construyó una casa con forma de mujer cuyo rostro conserva varios de los rasgos de su amada Águeda Rincón, también araucana y con quien lleva 39 años de casado.

El proyecto arquitectónico y escultórico fue llamado Casa Mujer, tiene 26 metros de longitud y 115 metros cuadrados de área construida, desde la cabeza hasta los pies, y el terreno en el que se encuentra fue bautizado como Villa Águeda, de dos hectáreas y 800 metros, en zona rural del municipio de Chocontá (Cundinamarca) y a 1.500 metros de la represa del Sisga, sobre la autopista Bogotá-Tunja.



La idea de rendirles un homenaje a su esposa y a todas las mujeres tomó fuerza aquel día en el que observó un documental en televisión acerca de un hombre que había construido en Italia, quizá en la ciudad de Florencia, recuerda, una casa con silueta de mujer, pero levantada de forma vertical.

“Yo quiero construir una casa pero quiero hacerla funcional, una casa de pie no es conveniente, porque imagínese una habitación en los pies y otra dependencia en la cabeza. Dije, hay que acotar la mujer y colocarla en una posición que refleje su sensualidad y belleza. Creo que en esta construcción lo hemos logrado”, explicó Díaz, quien además buscó un terreno cerca de una pendiente para que desde lo más alto se observara con facilidad la obra. Hacerla en los Llanos Orientales tampoco era viable desde esa perspectiva.



Luego de pagar algunos avisos clasificados en busca de expertos en construcción, de golpear las puertas de varios arquitectos, tres de los cuales fueron contratados sin entregar resultados, la meta de construir la casa se iba haciendo incansable.

“¿Pero si se trata de una obra de arte, por qué no ir en busca de un artista?”, preguntó su hermana. Fue así como a través de la escritora Silvia Aponte (q.e.p.d.), amiga de la casa, contactaron a la escultora Patricia Valdivieso, de Villavicencio, a quien entregaron la idea y algunos bocetos hechos por la misma pareja de esposos. La artista tomó fotos de la mujer y antes de iniciar el proceso realizó una maqueta de silueta femenina —con detalles en cabeza, busto y pies—, cuyas características faciales, mentón, boca y nariz, eran muy similares a las de la señora Águeda, la amada del escritor.



Para la construcción, que duró dos años —de septiembre de 2014 a septiembre de 2016—, se utilizaron, entre otros materiales, bloques de arcilla, ladrillo y un sistema de entrepiso conocido como placa fácil.

“La posición en la que está la mujer es sensualidad, sabemos que es el ser más hermoso y bello que hay sobre la tierra, de la mujer venimos y hacia la mujer vamos inexorablemente. Nuestra felicidad, en los ratos más dichosos de nuestra existencia, está al lado de la mujer, junto a ella, y la mujer es nuestra esposa, nuestra madre, nuestra amiga, nuestra hija…”, expresa Díaz, como quien recita una poesía, su poesía. Pero también, agrega, “esta casa es una especie de embajada de nuestra tierra araucana, la que siempre llevamos en nuestro corazón, en nuestros sentimientos, en nuestras emociones más íntimas, una tierra que nos lo dio todo”. Incluso, empezaron a construir a un costado de la casa una fuente con la forma del mapa araucano.



Al interior de la vivienda hay cuatro habitaciones, dos baños, sala, comedor, cocina y estudio, este último está ubicado justo en la cabeza de la escultórica mujer, zona de conocimiento en la que tienen en mente fundar la Biblioteca Silvia Aponte, en homenaje a la autora de Las 'Guajibiadas'. El mobiliario, bellamente construido en pino ciprés, es también un homenaje a la mujer, las sillas son arte puro, labradas de tal forma que ahora reflejan la desnudez femenina, su fertilidad, el amor y hasta el dolor que algunos hombres les han causado a muchas de ellas.  Del techo cuelgan dos lámparas hechas con raíces de pino, que caen desde los pechos de la escultura y que guardan similitud con los ductos lactíferos del sistema mamario.



Además de ser un homenaje a la mujer, Villa Águeda se ha convertido en un sitio cultural y turístico. A pocos metros de la casa principal construyeron dos cabañas en madera a las que llegan turistas de diferentes rincones del mundo. Se han adecuado tres senderos para disfrutar de caminatas a través de un bosque de pino de espesa niebla en las mañanas, hay parque infantil, cancha de fútbol y servicio de alimentación con platos a la carta.



Sin duda alguna, Casa Mujer es un sitio que inspira, “una obra de la cual nos sentimos orgullosos, un trabajo que ningún otro colombiano ha hecho. Algún día uno tendrá que encontrarse con la tierra y volverse tierra entre la tierra, pero dejaremos este testimonio artístico único en Colombia”, expresa el hombre que da su vida por Águeda, la mujer que inspiró la bella casa de Chocontá, una pequeña embajada llanera.



Compartir en Google Plus

About Agenda Hoy

www.agendahoy.com Cultura - Entretenimiento - Diversión
    Comentarios
    Comentarios

0 comentarios :

Publicar un comentario